tntoticias

Falta de fortaleza en los partidos políticos debilita el desarrollo democrático del país

Recientemente se llevó a cabo el panel "El financiamiento privado de la política en Guatemala y sus efectos en la democracia", que fue organizado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala -CICIG- y moderado por el analista político Phillip Chicola, en el que participó la Magistrada Presidenta del Tribunal Supremo Electoral -TSE-, María Eugenia Mijangos Martínez.

Durante su intervención, la Magistrada Presidenta del TSE, señaló que el actual sistema de partidos políticos en Guatemala, no tiene las fortalezas necesarias para contribuir de manera eficaz al desarrollo democrático del país, “una de las evidencias es la debilidad de las estructuras partidarias y la no articulación de un debate político de fondo orientado a los problemas estructurales de nuestro país”.

Afirmó que gracias a  la Ley Electoral y de Partidos Políticos, el país cuenta con el mayor número de agrupaciones políticas, pero “el sistema político desafortunadamente se ha degradado, hay un crecimiento desmedido del financiamiento de campaña, candidaturas compradas, clanes familiares, dignatarios y alcaldes que se perpetúan en sus posiciones sin proporcionar al país ejecutorias dignas y prepositivas; además de inexistentes estructuras partidarias, se carece de planes de gobierno, serios e integrales”.

Al concluir dijo que por la compleja relación entre dinero y democracia, es necesario  regular el financiamiento electoral, ya que la injerencia de financiamiento privado determina casi siempre las opciones y las candidaturas políticas. Instó a  las instituciones del Estado y los ciudadanos para plantear acciones renovadoras que contribuyan a erradicar esta práctica que conlleva a que los gobiernos de turno cometan actos de corrupción en detrimento de los derechos fundamentales de la población.

Mientras tanto, el Comisionado Iván Velásquez Gómez señaló que una manera  para fortalecer la democracia es permitir a los ciudadanos conocer el origen y destino del financiamiento de la política, y que los hechos ilícitos que se cometieron en las pasadas elecciones no se repitan en el próximo proceso electoral.

“Se concluyó que en Guatemala los gastos en las campañas electorales son excesivos y desproporcionados; la manera en que los partidos recaudan y gastan los recursos abre la puerta al financiamiento ilícito; y los controles, regulaciones y sanciones establecidos en la legislación son muy débiles y completamente insuficientes. Los mecanismos del financiamiento de la política han moldeado el sistema de partidos, incentivan la corrupción y han socavado la democracia guatemalteca”, aseveró.

En el foro también participó Daniel Zovatto, director para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA), quien resaltó que la democracia no tiene precio pero sí tiene un costo de funcionamiento. “Es decir que el dinero es indispensable pero al mismo tiempo problemático, necesitamos dinero para organizar campañas electorales, para financiar a los partidos políticos, pagar asesores o encuestas”.

A criterio de Zovatto, en un sistema mixto se debe autorizar que haya una parte de financiamiento privado, siempre que exista un control del tope del gasto electoral, además de garantizar de manera efectiva “quiénes son las personas físicas y jurídicas que pueden realizar aportes y los que no pueden, incluido el tipo de donaciones que se permitirá y cuáles no”.

En la actividad estuvo presente la Fiscal General y Jefa del Ministerio Púbico, Thelma Aldana así como  representantes de diferentes sectores del país.

PONENCIA DE LA MAGISTRADA PRESIDENTA DEL TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL: AQUI

 

 

 

Haga aqui su denuncia
Empadronamiento Móvil
Aula virtual / Capacitación
Ingreso Biblioteca Electoral